Sed Misericordiosos como…

Sed Misericordiosos como…

El Señor Jesús nos reveló que Dios es nuestro Padre del Cielo. Esta revelación está en el núcleo de su ministerio público, el cual incluía tanto su predicación como su actuar. Jesús es el rostro de la Misericordia, él es el Verbo Encarnado, es la misericordia encarnada; de Jesús sólo es que aprendemos a ser misericordiosos porque Él nos lo enseña. Por eso es en Jesús, y en la medida en que estemos unidos a su persona divina, que podremos ser Misericordiosos como el Padre es Misericordioso.