La vida eucarística

La vida eucarística

Al recibir la Santa Comunión le dije: Jesús, esta noche he pensado tantas veces en Ti, y Jesús me
contesto: Y Yo también he pensado en ti antes de llamarte a la existencia. Jesús, ¿de qué modo
pensaste en mi? En el modo de admitirte a Mi eterna felicidad. Después de estas palabras el amor
de Dios ha inundado mi alma; no terminaba de asombrarme de cuánto Dios nos ama. DSF 1292.