Reflexión del santo Evangelio según san Lucas 6:12-19

Reflexión del santo Evangelio según san Lucas 6:12-19

Celebra la Iglesia hoy la memoria de los apóstoles Simón y Judas; por eso el Evangelio (Lc 6:12-19) deja entrever la importancia de la vocación, esto es, aquel llamado especial y particular del Señor al hombre para una misión específica en favor de su Iglesia y además, confirma la importancia de los Sacerdotes o Presbíteros, pastores santos que guíen al pueblo a caminar hacia la Vida Eterna, así: 1) La elección de los doce Apóstoles: Para proceder a ello, Jesús pasó toda la noche en oración y ahí sí llamó a los discípulos y de ellos escogió a doce hombres, cuyos nombres están en los Evangelios y reciben el nombre de Apóstoles. Fueron llamados para estar más cerca a Él y entregárseles la misión de ser continuadores de la obra redentora que Jesús recibió del Padre; de ahí que con ellos fundó la Iglesia. 2) Una multitud inmensa de gente queriendo encontrarse con Jesús: Luego, de la elección, Jesús baja del monte con los doce y encuentra a una multitud que trataba de oír su palabra y tocarle, porque de Él salía fuerza de vida. Dicho gentío andaba desorientado, abandonado, con enfermedades e incluso con atormentado por espíritus inmundos y Jesús acoge a todos aquellos que le buscan. Nótese que el Evangelio enseña que los apóstoles también necesitan de Dios, lo cual se logra si la comunidad orante suplica ese regalo a Dios. Tarea para aquellos que quieren impetrar de forma constante la Misericordia de Dios por el mundo. De ahí que Jesús diga a santa Faustina: “Confío a tu cuidado dos perlas preciosas para mi Corazón, que son las almas de los sacerdotes y las almas de los religiosos; por ellas rogarás de manera especial, la fuerza de ellas vendrá de tu anonadamiento.” Num. 531 DSF