Unámonos a Santa Faustina y oremos…

Unámonos a Santa Faustina y oremos…

Oh voluntad de Dios omnipotente,
Tú eres mi deleite, tú eres mi gozo,
Cualquier cosa que me dé la mano de mi Señor
La aceptaré con alegría, sumisión y amor.

Tu santa voluntad, es mi quietud,
En ella se encierra toda mi santidad,
Y toda mi salvación eterna,
Ya que cumplir la voluntad de Dios es la mayor gloria.

La voluntad de Dios son sus distintos deseos,
Mi alma los cumple sin reserva,
Porque éstas son sus divinas aspiraciones
En los momentos en que Dios concede sus confidencias.

Señor, haz de mi lo que Te agrade,
No Te pongo ningún impedimento ni restricción,
Porque tú eres todo mi deleite y el amor de mi alma,
Y yo, igualmente, derramo ante Ti el torrente de mis confidencias.

DSF,n. 1004