Reflexión del Evangelio según san Mateo 4:18-22

Reflexión del Evangelio según san Mateo 4:18-22

Celebra la Iglesia la fiesta de san Andrés, Apóstol; por eso, el Evangelio (Mt 4:18-22) narra que Jesús caminando por la ribera del mar de Galilea ve a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores y les dijo: “Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres.” Al instante, ellos dejan las redes, le siguieron. Luego, Jesús caminando adelante, ve a otros dos hermanos, Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan, que estaban en la barca con su padre Zebedeo arreglando sus redes; y los llamó. Ellos, también al instante, dejaron la barca y a su padre, y le siguieron. La vida de todo discípulo es la respuesta a una vocación, aquella experiencia con la Palabra de Dios y que se convierte en esa oportunidad para poner en acción la fe, entregándose en manos del Señor y así dedicarle más tiempo y atención, pues sólo Dios puede transformar el ser y hacerlo de nuevo, para mantener una relación personal con Él, de forma tal que sea Dios quien actúe en uno y uno haga la Voluntad Divina. Pero ¿Tengo alguna razón para dejarlo todo y seguir a Jesús? En caso negativo, hay que orar a Dios para que Él mismo toque el corazón para encontrar o despertar el total interés por Él. ¡Jesús, en Ti confío!